miércoles, 17 de octubre de 2007

Equus


Alrededor de dos décadas atrás, las crisis convulsivas, la epilepsia y la actividad paroxística cerebral fueron localizadas en la corteza del cerebro. Una máquina similar a un electroencefalógrafo fue creada especialmente para localizar la fuente de estas patologías detectando y registrando patrones de actividad eléctrica patológica y fisiológica. Al mismo tiempo se descubría un nuevo fármaco, un modulador conductual capaz de despertar el ‘subconsciente freudiano’.

Actualmente la capacidad de una computadora eficiente de quinta generación, así como la tecnología aplicada en imagenología (tomografía computarizada, resonancia magnética, etc.) para procesar infinitos algoritmos y visualizaciones, junto con la maquina creada en los ochentas y el fármaco fueron necesarios para crear a Equus.

Desconozco las razones y circunstancias en las que se desarrolló, pero pasó. Uno de los creadores se convirtió en el sujeto de experimentación para el proyecto, bajo los efectos del fármaco ‘D’ (el modulador conductual, ignoro el verdadero nombre, así que lo llamare ‘D’) y usando la obsoleta máquina de los 80’s conectada a un procesador de tomografía computarizada, a la computadora de quinta generación y a una pantalla a blanco y negro

Así es como funcionaba, el fármaco D ‘liberaba’ el subconsciente freudiano, la máquina localizaba la actividad cerebral en el sistema límbico así como en el lóbulo temporal, la tecnología de imagenología actual recolectaba y reconstruía los datos que luego eran traducidos a imágenes gracias a una base de datos visuales predeterminada creada con el sujeto experimental en un estado mental conciente previo al experimento; la computadora era responsable de reproducir las imágenes en la pantalla a blanco y negro al combinar los algoritmos obtenidos por la TC y la base de datos visual. El resultado fue una versión alterada y lenta del sujeto experimental en situaciones extrañas,

Primer sujeto experimental: La imagen de el mismo en su infancia sentado solo, en el asiento trasero de un coche amplio en movimiento, un thuderbird quizás. El niño mostraba fascies de angustia y las imágenes se mostraban en cámara lenta. En tiempo real, el sujeto se mantenía calmado. Posterior al experimento el sujeto se mantuvo en un estado de serenidad y felicidad, extrañamente.

Sujeto numero 2: Masculino, sus resultados fueron bastante diferentes. La pantalla mostraba solo su cara mientras comía otro rostro humano (este rostro fue desconocido por el equipo de investigación). Estas características antropofágicas se repetían infinitamente. Así como el sujeto numero uno, al terminar el experimento se mostró en un estado de relajación y calma.

Sujeto numero 3: Femenina, la pantalla mostró a sus padres discutiendo en una violenta pelea doméstica, una vez mas al término del experimento el sujeto se mantuvo en estado de placer, relajación y serenidad.

Los resultados arrojados por los primeros 3 sujetos de experimentación compartían características importantes, todas las imágenes involucraban formas humanas de algún tipo, todos experimentaron sensaciones placenteras, alivio y disminución del estrés, todos recordaron al menos parte del experimento y evocaron memorias o sentimientos, todos excepto el sujeto de experimentación numero 4.

El sujeto número 4 no pudo ser inducido fácilmente al nivel de conciencia deseado por el fármaco D, las imágenes mostradas en la pantalla eran de piel y dientes de animales así como una serie de maquinas y figuras geométricas, todo esto en un patrón caótico sin lógica o ritmo y terminaba con una imagen estática de la cabeza decapitada de un caballo. La cabeza del caballo fue la única imagen que mostró algún tipo de ritmo pues se repetía constantemente, esta no mostraba ningún movimiento. El sujeto de experimentación se encontraba pálido y diaforético, sus signos vitales se mantenían estables. El experimento fue interrumpido, el sujeto desarrolló afasia total súbita y un comportamiento hipersexual patológico permanente cuando regresó del trance inducido. Ese fue el fin de la máquina.

.

1 comentario:

Memo dijo...

caballo de la sabana
porque estás viejo y cansa'o