sábado, 24 de febrero de 2007

¿Gustas destruir a alguien? 2.0

Continuando con la lista de tremendos métodos para la destrucción aplicados por infantes, tenemos los siguientes:

Discriminación, muy amplio este tema y empieza por meterse con alguien por no encajar por su manera de ser. Niños introvertidos y pasivos son los más propensos a sufrirlo. No encajar en el perfil de lo ‘normal’ es bastante peligroso.

Ya sea por la apariencia física por ejemplo el sobrepeso, los niños gordos siempre serán objeto de burlas y agresiones; otros ejemplos son la forma de vestir, la estatura, el desarrollo.

La forma de hablar, no dominar el idioma, el tartamudeo. Las preferencias, llevar lentes, ser minusválido, incluso el origen.

Ser diferente es la cosa más peligrosa, salirse del Standard de la normalidad trae terribles consecuencias,

La discriminación siempre va de la mano con los sobrenombres para estigmatizar a la víctima.

Aislamiento y Marginación, no de manera pasiva-agresiva sino con amenazas e intimidación, violencia. Todo lo necesario para que la víctima se siente como leproso en tiempos bíblicos.

Los gestos de burla y desprecio, que empiezan inocentemente con el dedo medio, papelitos con notas como ‘marrana’ ‘puta’, ‘puto’, ‘joto’, sobrenombres, mentiras, rumores, dibujos y caricaturas, todo lo imaginable; pasando por los escupitajos. Todas efectivas para desmoralizar.

Gritos y/o Amenazas. La intensidad del mensaje es importante en la medida de que los niños son muy susceptibles, una cosa es mandar un mensaje escrito con una amenaza y otra diferente es gritarle en la cara todo el día injurias, ofensas y hasta amenazas de muerte.

Criticar por todas las acciones, el hostigamiento mediante burlas y críticas de TOODDOO lo que hace una persona, hasta el mas mínimo gesto es bastante efectivo, exagerar y caricaturizar los rasgos de la persona todo el tiempo provoca tremenda inseguridad en la víctima, la imitación burlesca siempre es parte esencial en este método. Dudo que los victimarios sepan lo efectivo que resulta.

Eso es todo por ahora en esta segunda parte, pero aún hay muchas mas y cada vez con un toque mas violento. Bendita sea la mente de los niños.

1 comentario:

Memo dijo...

Creo que ya lo había dicho pero no importa: pinches niños culeros.