viernes, 27 de abril de 2007

en un hermoso lugar en el campo

Mi segunda pseudociencia favorita, después del psicoanálisis, es la teoría de los mensajes subliminales. Basada en parte en paranoia y por otra parte en la percepción. Aborda el tema de la influencia de mensajes o señales no perceptibles por el conciente pero si por la mente inconciente en el comportamiento humano. Dicho de otra manera, estos mensajes solo pueden ser percibidos por la parte mas profunda de la mente.

En un mundo en el que todos los eventos son patrocinados por empresas (incluso los históricos), en el que la paranoia es la base de la sociedad no es difícil encontrar estos mensajes “subliminales” publicitarios y de todo tipo de manera subliminal en el continuo bombardeo informático.

No me parece en absoluto algo de que preocuparme, al contrario, lo encuentro hilarante y disfrutable: pornografía en películas de Disney, Pokemons satánicos (todo lo ‘en vogue’ es satánico), libros infantiles de brujos adolescentes que incitan al ocultismo, y por supuesto el Rock, el exponente mas popular de mensajes subliminales en la música, casi siempre de contenido sexual o satánico, supuestamente claro.

Pero no es el Rock quien me alegra con sus mensajes subliminales, no es el Rock quien me ordena interpretar sus mensajes liminales, subliminales, invertidos, matemáticos, visuales, crípticos, religiosos, simbólicos, calculados o relajados; sino la música electrónica, mas específicamente Boards of Canada .

Relajantes mensajes Davidianos de carácter imperativo , voces fascinantes que al reves dicen una y otra vez cosas como:

"I'm a God-darned Satanist, and, if I wanted, I'd be in his business too"

"If you go down to the woods today, you'd better not go alone!"


"I don't know, it makes it ???. I still got 'em, I still dream about him. I don't know, I just wish it had never happened." "??? the whole thing?" "The whole ... the whole thing goes over and over."


"so, those prophecies you've been describing" ... "and now to business [matters?]..."

Y que al derecho susurran:

"Although not a follower of [hseroK divaD], she's a devoted Branch Davidian"

"a god with horns, a god with horns"

Divertidos, encantadores, es única la experiencia de poner atención a una canción que a primera instancia no dice nada pero esforzandote y percibiendo los detalles [the devil is in the details] dice no tan claramente :

"Holts are nearly always close to the sea,
fallen boulders, old ruins, and cliffs,
all at the top of a [sand crevice?],
high above the sea:
a safe place for cubs.
We wait ... tense. We're disappointed.
She leaves her [sprint?] loaded by others of us
The holts are evenly [spent?], about 500 meters apart,
[some warped speech] who passes by, or they (advertise?)"

Esto es discutible, cada escucha es libre de interpretar lo que quiera. ¿No es fantástico? Cuando veía sus caleidoscópicas animaciones al ritmo de su música sentía que LSD corría a través de mi líquido cefalorraquídeo.

Y ni siquiera quiero entrar al campo de los símbolos y las matemáticas, talvez en otra ocasión. Si Bach estuviera vivo diría ¡Jesús alegría de los hombres!

3 comentarios:

Memo dijo...

Caray, siempre me recuardas a Gloria Trevi.

phoedra dijo...

jaja no pude evitar reirme del comentario anterior.

pues claro, los has escuchado 106 veces! o_O
asi como yo a los Concretes...

The hobbit Tuk dijo...

Gloria Trevi, jajajajajajajaja, hey yo tengo ese disco y cuando hubo todo el borlote aquel la canción que contenía la siguiente frase "todos deben obedecer", le preste el disco a un dj que nos demostro que en realidad la frase si existía, wow!!!, quien quiera el disco se lo presto y pueden comprobarlo, no se rían de la Treví, jajajajajajajajajajajajajajajjajaajajajajajajajajajajajaja